El portal definitivo de los amantes de los clásicos

Feeds RSS Autoclasico Autoclasico en Facebook Autoclasico en Twitter

Eventos

Anuncios

Te interesa

Biscuter

Logo Biscuter

Tras un intento fallido de ofrecer el diseño primigenio en el mercado francés, Gabriel Voisin recibió la petición inesperada de su desarrollo y comercialización para España, hambrienta por aquel entonces de todo cuanto supusiese motorización. El diseño partía de una sofisticada voluntad de reducir a su mínima expresión la movilidad, racionalizando y maximizando así los beneficios del automóvil, y obteniendo así velocidades razonables para consumos nunca vistos. Con este propósito empleaba materiales ligeros que a su vez ni siquiera requerían procesos de pintado, además de seguir el esquema entonces muy avanzado de la tracción delantera. Era un automóvil sumamente agudo y simple. Este planteamiento, si bien por su austeridad no atrajo la suficiente atención allí donde fue propuesto, era perfecto para la España de posguerra. A partir de 1954 La sociedad Autonacional ASA lo fabricó con éxito en Barcelona, con medios semejantes a los que hubiese usado una empresa mayor, lo cual, junto con el acierto del propio diseño, le permitió construirlo en serie y destacar entre la pléyade de microcoches españoles, generalmente producidos de manera muy precaria. La red de concesionarios se extendió rápidamente por toda España, y el Biscuter conoció un periodo de esplendor de varios años, tras los cuales desapareció por completo. Su gama se diversificó en medio de fuertes divergencias de la directiva con versiones furgoneta y familiar, e incluso una versión discutidísima con carrocería de plástico que resultó un fracaso comercial y material.

En la fase final, con el Seat 600 ya en el mercado, el Estado cortó a Autonacional el suministro de alumino, lo que determinó que gran parte de los Biscuter de entonces en adelante fuesen de acero total o parcialmente. Este acero, contribuyendo a la heroica idiosincrasia del Biscuter se obtenía de desplegar los bidones de aceite del Plan Marshall. Más allá de 1959-60 muere el coche y nace la leyenda, pero cabe preguntarse qué habría pasado si, en lugar de desaparecer, el Biscuter y Autonacional hubiesen logrado sobrevivir industrialmente. El Biscúter floreció durante aproximadamente 10 años y se convirtió en un visitante habitual de las carreteras españolas. Poco a poco se le añadieron puertas y ventanas y se fabricaron formas de carrocería distintas, incluyendo camionetas, una elegante furgoneta con caja de madera (el Biscúter Comercial 200 C) y un deportivo casi de juguete llamado Pegasín. El gobierno crea en 1950 la empresa pública SEAT, que fabricará desde 1953 bajo licencia coches de FIAT, además de autorizar poco después el establecimiento de fábricas de otras marcas como Renault en 1952 o Citroën en 1957. Al principio, incluso los modelos de diseño italiano o francés más baratos eran considerados coches de lujo, fuera del alcance del consumidor español medio. Con el paso del tiempo y el enriquecimiento del país, SEAT fue obteniendo mayores cuotas de ventas y acabó por expulsar del mercado a las marcas de coches pequeños cuando, en 1957, empezó la fabricación del modelo 600 a un precio muy competitivo. A principios de los años 1960 terminó la venta y producción de Biscúter, tras una producción total de unos 12.000 coches. Casi todos los Biscúter fueron finalmente desguazados.

Modelos clásicos de Biscuter

Anuncios relacionados

Seguros para clasicos AxaRaceCoches clasicos EspañaClassic Cover Segurosautoretro
Le Zebre Minerva Excalibur Muntz Matchless Ariel Fuldamobil Trabant Paton Moto Morini Velosolex Cessna Isuzu Desoto Bentley Auburn Oldsmobile Cizeta Marmon Ebro Renault Land Rover Ardie Piaggio Mv Agusta Jeep Pasquali Hyundai Farmall Mobylette Bmw Chevrolet Hatz Fordson Achice Lamborghini Zastava Maico Hillman Laverda Lotus Kramer Abadal Salmson Bsa Husqvarna Panhard Fablok Bricklin Simca Matford Ossa Velocette Lola Daewoo Daimler Zil Cofersa Agrati Mg Triumph Hansa Darracq LM Sovra Audi Dkw Volvo Spartan Sava Fiat Gutbrod BH Cremsa Ancillotti Benelli Subaru Maserati Dunelt Citroen Landini Ajs AC Kissel Drevon Mercedes Benz Morgan Nissan Sanglas Allard Sunbeam Talbot Maybach Daf Puch Caterpillar Adler Milburn Brush CBA Tata Moskvitch Wolseley Lancia Lagonda Mahindra Mochet Vespa Skoda Toyota Mack TVR Abarth Rovin Nash Nsu Alvis Griffon Lanz Dodge Goggomobil Autobianchi De Tomaso Erskine Kia Zeta Chrysler Farman Dunstall Edsel Aiglon Mercedes Kapi Cleveland Mini (BMW) Gimson AAC Rene Bonnet Volkswagen Moon Achilles Aermacchi Asa Alcyon Brough Superior Saab Stutz Blackhawk GM Harris Messerschmitt Indian Piper Tatra kawasaki Lube Melkus Auto Union Magnat Debon ROA Durkopp Alpine Royal Enfield Cobra Voisin Ruxton Diamant Ford Avia Mitsubishi Morris Montesa Scania Vabis Italjet Hispano Aviacion Dino Packard Talbot Ifa Facel Vega Plymouth Honda Delage Hummel Crocker Lexus Matra Henderson Beta Hispano Suiza Scania ABC Rieju Seat Villof Sunbeam Cicostar Bucker AMC Austin Buell Bimota Drysdale Austin Healey Duesenberg Lada Moto Guzzi Bizarrini Suzuki Cord De Dion Bouton Jaguar Du Pont Lincoln Vauxhall Austro Daimler GAC Excelsior ADD Ducati Benz Kenworth Ferrari Elig Bugatti GMC Norton Hudson Ktm Pontiac Vicent Graham Paige Solyto Heinkel Dacia Delahaye Cagiva Venturi Farmall-Diesel Zundapp Lloyd Barreiros Horex Yugo Comtesse Man Ligier Borgward Ginetta De Vaux Motors Mecatecno Jawa Hotchkiss Raleigh Biscuter Ams Moto Vespa DeLorean Aprilia Hanomag Buick Vanden Plas Rolls Royce Studebaker Hela Terrot Aston Martin Pegaso Innocenti Rover Authi Acme Yamaha Essex Ural MZ Munch SS Bolkow Jensen Sima Allis Chalmers Riley Cadillac Sarolea Siata Gilera Porsche RMH Peugeot Simonelli Acura Fantic FMR MotoGAC Opel Marcos Mazda Ahv Alfa Romeo La Licorne Calthorpe Bianchi Motobécane Lambretta Abbott Detroit Clúa Soriano Datsun Orbea Derbi Dnepr Holder CZ Bultaco Harley Davidson Horch
© 2012, Autoclasico así como su imagen corporativa son marcas registradas, todos los derechos reservados