El portal definitivo de los amantes de los clásicos

Feeds RSS Autoclasico Autoclasico en Facebook Autoclasico en Twitter

Eventos

Anuncios

Te interesa

Seat

Logo Seat 1980

Seat es un fabricante de automóviles español fundado el 9 de mayo de 1950 por el Instituto Nacional de Industria (INI), el extinto holding industrial del Estado. Actualmente es una compañía subsidiaria del grupo alemán Volkswagen, junto a Audi, Bentley, Bugatti, Lamborghini, y ?koda. SEAT se posiciona en el mercado y en el Grupo Volkswagen como un fabricante con perfil juvenil y deportivo. A su vez dentro del grupo, la marca SEAT se ha desarrollado como un conjunto de compañías subsidiarias siendo 'SEAT, S.A.' la compañía matriz. Las oficinas centrales de SEAT se encuentran en el complejo industrial de SEAT en Martorell, cerca de Barcelona, España. En el año 2000, la producción anual de vehículos alcanzó las 500.000 unidades; en total, hasta 2006, se han construido más de 16 millones de automóviles11 de los cuales algo más de 6 millones en la planta de Martorell. Actualmente, tres cuartas partes de la producción anual se exportan a más de setenta países de todo el mundo. SEAT fue fundada en 1950 por el Instituto Nacional de Industria, en la planta de Tortosa, con el objetivo de motorizar la España de la posguerra mediante la fabricación en Barcelona de los automóviles italianos Fiat bajo licencia. Para su constitución se creó una sociedad con un capital de 600 millones de pesetas, de la que el INI contaba con un 51% de las acciones, la banca española un 42% y Fiat, el principal fabricante de automóviles de Italia el 7% restante. La producción comienza en Mayo de 1953 con el Seat 1400 derivado directo del Fiat 1400 de 1950. El emblemático SEAT 600 llamado a motorizar el país no llegó hasta Junio de 1957 con un precio inicial de 65.000 Pesetas que no dejaría de bajar en años posteriores.

La denominación "SEAT" proviene del acrónimo Sociedad Española de Automóviles de Turismo, elegido buscando una pronunciación y grafía similar a Fiat (acrónimo de Fabbrica Italiana Automobili Torino) con el fin de "nacionalizar" según la costumbre de la época los vehículos, que por lo demás, eran idénticos a sus homólogos italianos. Su primer presidente fue José Ortiz Echagüe, el ingeniero fundador de CASA, que contaba con la colaboración de tres subdirectores: Luis Villar Molina, Luis Ramírez Arroyo y Vicente Fernández-Urrutia. El estado español mantuvo una participación importante en la sociedad a través del Instituto Nacional de Industrias. Cuando Fiat se retiró en 1980, el Grupo Volkswagen adquirió la mayoría de las acciones de la participación del estado español en 1986, convirtiéndose en el único accionista. El interés de Fiat por establecerse en España se remonta a la adquisición de la fábrica de Guadalajara de La Hispano -filial de Hispano Suiza, de la que la matriz se vio obligada a desprenderse durante un corto periodo en la segunda república-, y donde se fabricaron los Fiat 514 también "nacionalizados" como Hispano-514 entre 1931 y 1935. Tras la guerra civil se creó la 'Sociedad Ibérica de Automóviles de Turismo' (SIAT) en 1940, también con Fiat como socio tecnológico (nótese la similitud del nombre) junto con la banca privada (el Banco Urquijo) y un grupo de industrias entre las que se encontraba Hispano-Suiza.13 La compañía sin embargo, no llegó a producir modelo alguno al condicionar el Ministerio de Industria su puesta en marcha a la participación del Estado, lo que no fue posible hasta la constitución del INI en 1941, que acabaría comprando Hispano-Suiza para integrarla en otra empresa nacional -ENASA, fundada años antes-.

Paralelamente, y también con el fin de motorizar el país cuyo parque móvil había descendido un 40% sobre el parque de preguerra, se autorizaron sociedades de capital privado para la producción de automóviles de tecnología extranjera tales como FASA,Citröen Hispania, Authi o Metalúrgica de Santa Ana, siendo anecdóticas las iniciativas particulares para la producción de automóviles de tecnología española. El primer modelo fue el 1400, el cual se produjo en una amplia gama de versiones. Su producción comenzó en 1953 y terminó con la versión C en 1963, la cual utilizaba ya la carrocería nueva, que posteriormente sería la del 1500 que le sucedería un año después. El segundo modelo en salir de la Zona Franca fue el 600, del que se fabricaron las versiones N, D, E, L Especial, 800 y otras minoritarias hasta 800.000 unidades aproximadamente. Es el modelo más emblemático de SEAT y tuvo buena parte de responsabilidad en el proceso de motorización de la clase media española. Su producción comenzó en 1957 y terminó en el verano de 1973. Tras él, llegó a las cadenas de producción el 1500, utilizando la carrocería del Fiat 1800, pero con el motor del Fiat 1500 auténtico referente del lujo en la España de los 60. En 1966 aparece el 850, concebido en Italia como un 600 mejorado (mejores acabados, mayores prestaciones, el cual tuvo también amplia difusión. En España apareció una inédita versión de 4 puertas. Primero fue la versión de 4p «Corto», del que no se hicieron más de 417 unidades, y posteriormente, el «Largo», de mucho más éxito, coupés y descapotables aparte.

Tras el 850, llega en 1968 desde Italia el 124, Coche del Año en Europa; es uno de los puntos de inflexión no ya en la historia de SEAT, sino también en el mundo del motor español. Su motor de 1.197 cm³, sus 60 CV, sus más de 140 km/h de velocidad máxima y su amplia carrocería lo convirtieron en la primera berlina familiar española de verdad. Su éxito hizo que estuviera 12 años en producción, en dos variantes principales. Es el modelo que sirvió de base para posteriores modelos como el 1430, aparecido en 1969, en una categoría superior al 124. Su motor de 1.438 cm³ rendía 70 CV. Inolvidables son sus versiones 124 Sport de dos puertas con motores 1600 y 1800 de doble árbol de levas en cabeza un exponente del glamour de la época junto a sus hermanos pequeños los Seat 850 Coupé y Spider. 1973 fue un año memorable para SEAT; fue el año de la llegada del motor Perkins, que le proporcionó numerosos éxitos a la marca y que sigue siendo muy recordado hoy día. Tenía básicamente dos versiones: 1600 y 1800; ambos se montaron por primera vez en España en el sustituto del 1500, el 132, el automóvil más lujoso fabricado por SEAT hasta 1980. Posteriormente llegarían otras versiones 2.000. En 1972, sin embargo, tuvo lugar otro de los grandes momentos de SEAT con la llegada del modelo 127, primer tracción delantera de la marca, fue fabricado hasta en tres versiones diferentes, la última de las cuales fue el «Fura» y Fura Dos para la exportación, que llegó a tener una versión «Crono» de gran rendimiento con el mítico motor 1430. Para la fabricación de las juntas homocinéticas que la tracción delantera precisa, SEAT levantó en Galicia una fábrica específica -Indugasa-, cuyo capital compartía con Citroën Hispania. Además, a diferencia de Italia, el 127 sí contó con una versión de 4 puertas, diseñada en España y ampliamente exportada.

En 1974, ante el cese de producción del 850 y del 600 un año antes (este último debido a que se concluyó que renovar la maquinaria de producción ya desgastada por el uso no se iba a amortizar con las ventas previstas del 600), ya en claro declive, se lanza el 133, modelo quizás desfasado ya en su nacimiento, pero que no por ello tuvo poco éxito en particular entre los nostálgicos de los "todo atrás", modelo que se exportó como Fiat y se fabricó en Argentina y Egipto. En 1975 llega el 131 en sustitución del 1430, de gran difusión, que se mantuvo en producción hasta 1982 y marcó otro hito puesto que desde su aparición ya con el 124 Pamplona convertido en berlina media, el 131 como media-alta y el 132 en la gama alta, los compradores disponían de una verdadera gama dándose por terminada la época de la motorización acelerada, cuando había que listarse y esperar a que meses después se le asignase un SEAT 600. En 1979 se lanza el «Ritmo», de vanguardista diseño, el cual fue sustituido en 1982 por el «Ronda» ante los problemas con Fiat. La empresa japonesa Honda demandó a SEAT por la similitud del nombre del modelo Ronda con su propia marca. También en 1979 se comienza con la fabricación de los Lancia Beta de SEAT, en versiones Coupé y HPE liftback, que fueron equipados con el motor de dos litros utilizado en el 132 con una cilindrada algo reducida frente a sus homólogos italianos por razones fiscales y que supusieron un sustituto civilizado, ya con tracción delantera y suspensión independiente, de las "locas" (124 Sport) apodados así por el comportamiento que imponía su concepción.

En 1976 apareció el 1.200 Sport y después el Sport 1.430, deportivo con base de 127 y mecánica 124 concebido en España por Inducar, y a quien la llegada del 128 perjudicó en cierta forma; el coche presentó unos problemas de estabilidad que disminuyeron sus ventas, y que según alguna revista del motor se debieron a que el trabajador encargado de establecer la situación de unos agujeros de anclaje de dirección y suspensión lo hizo con un desplazamiento de 18 mm sobre la situación diseñada por los ingenieros, lo que producía reacciones extrañas en el uso diario. En 1980 se había lanzado el Panda, que a partir de 1986, bajo la denominación de «Marbella», siguió su senda de éxitos hasta 1997. En 1984, ya bajo supervisión de Volkswagen, se lanzó el Seat Ibiza, con numerosas motorizaciones System Porsche de nuevo desarrollo y una variante diésel de origen Fiat y que convivió algún tiempo con el Fura.
La salida de Fiat y la entrada de Volkswagen. Superado el aislamiento internacional posterior a la Guerra Civil, comienza en España un periodo de industrialización conocido como autarquía, caracterizado por la creación de empresas públicas, las "Empresas Nacionales", para la producción de bienes de equipo en España con un máximo de componentes de fabricación doméstica. En este contexto se crearon SEAT y ENASA con el objetivo de surtir de automóviles de turismo y pesados a un parque móvil obsoleto, que había llegado a disminuir en un 40% al final de la guerra civil y que se nutría de las escasas importaciones posibles hechas en valiosas divisas.

Para su constitución se había creado una sociedad de la que el INI y la banca española contaban con la mayoría de las acciones y Fiat poseía el 7%, mediante una fórmula que luego Fiat utilizaría profusamente, los llamados "accordi di fabbricazione". En esos acuerdos Fiat era el "socio tecnológico" pero mantenía escaso o nulo control accionarial sobre estas sociedades, que eran controladas generalmente desde gobiernos autoritarios (España, Turquía, Corea) o en economías planificadas. Sin embargo, con la llegada de la democracia a España, el INI, heredero de las viejas empresas nacionales, decide vender o cerrar las empresas públicas deficitarias en un proceso que se denominó "reconversión industrial". Se inicia entonces la negociación, no exenta de tensiones y presiones políticas para que Fiat compre la marca. La situación de partida era provechosa para ambas empresas en función de unas interacciones crecientes: desde el final de la autarquía se había vuelto a montar casi un 30% de componentes de origen italiano y por su parte SEAT producía carrocerías en exclusiva para Fiat -los "Fiat Fabricación SEAT"- y contaba con producir gran parte del inminente Fiat/SEAT Panda. Por otra parte la integración rompía con ideas muy asentadas en ambas empresas, una abandonaba su condición de empresa pública y la otra pasaba a fabricar en Europa fuera de Italia. Sobre estas bases se firma en abril de 1979 el nuevo acuerdo con Fiat, el "preacuerdo de integración" a partir del que el control de la empresa pasa a manos de directivos italianos y se prevee la próxima integración en el grupo Fiat a partir de junio del siguiente año.

Mientras, en la multinacional italiana sumida por entonces en su propia crisis, y particularmente en sus sindicatos, empieza a surgir la idea de que pasar de la tradicional política de acuerdos (que suponía el cobro de cuantiosas cantidades en concepto de royalties) a la fabricación propia en el extranjero (sin que el Estado español participase en la necesaria recapitalización de SEAT, con unas pérdidas de cerca de 20.000 millones de pesetas y 32.000 empleados) ponía en peligro a la matriz. Finalmente, la dirección del grupo acaba convenciéndose del riesgo de la operación y en la primavera de 1980, Fiat anuncia la desvinculación de la recapitalización, vendiendo sus acciones al INI al precio simbólico de 1 peseta, en lo que en España se llamó "el plante" de Fiat. Al quedar SEAT sin un socio tecnológico, puesto que la división de investigación y diseño estaba en Fiat, y tras la amenaza del gobierno español de llevar a la multinacional italiana ante el Tribunal Internacional de París por incumplimiento del preacuerdo, se fuerza la consecución de un nuevo acuerdo amistoso con Fiat que permita una continuidad a la marca española y evite la guerra comercial de las dos marcas comercializando los mismos modelos, el "acuerdo de colaboración". Mediante este acuerdo, en la parte económica, Fiat se retira del accionariado y SEAT reduce los royalties a pagar por cada vehículo fabricado bajo licencia. En cuanto a la cooperación técnica, industrial y comercial, el acuerdo confirma los contratos anteriores que regirán hasta 1986; para el mercado español, SEAT podía seguir comercializando los SEAT 127, SEAT Panda, SEAT Ritmo y SEAT 131, así como el desarrollo de futuros modelos basados en éstos. Para el mercado exterior, Fiat se compromete a seguir exportando los Fiat fabricados por SEAT -básicamente el Fiat 127 5 puertas- hasta 1985 (unos 100.000 automóviles en 1981 y 1982 y 60.000 en los tres años posteriores), mientras que a partir de 1983 SEAT podrá exportar paralelamente "sus propios productos desarrolados sobre base Fiat" en una red comercial propia, este matiz es importante porque Fiat solo admite la venta por parte de SEAT de sus propios productos diferenciados de los originales Fiat. Concretamente el punto 5.1 del acuerdo, largamente gestado en diferentes borradores, recoge que "en el supuesto de que SEAT proceda a restilizar los modelos Ritmo, 127 y 131 mediante restyling de su carrocería, utilizando los grupos mecánicos de los actuales modelos objeto de licencia Fiat Auto, el citado restyling se referirá no solamente a elementos de acabado interno y externo, sino también a elementos significativos de panelería externa".

Así, Fiat demandó a SEAT ante la aparición de las fotografías del catálogo publicitario del SEAT Ronda. El pleito se centró en si los cambios eran "significativos" o "no significativos" al no afectar suficientemente a la panelería, donde los cambios fueron mínimos, y estimar Fiat que lateralmente el origen del coche era reconocible. Finalmente el Pleno de la Corte Internacional de Arbitraje desestimó los argumentos de Fiat, permitiendo la comercialización del Ronda en todo el mundo. El argumento definitivo fue un Ronda oscuro con todas las partes nuevas pintadas en amarillo para convencer al tribunal de que esos cambios sí eran elementos significativos. Mientras esto sucedía Volkswagen, con la que SEAT había cerrado algunos acuerdos de transferencia de tecnología, ya que el coste principal en el mantenimiento de una marca independiente era la investigación en motores, se había mostrado interesada en la compra de SEAT, iniciando en poco tiempo la producción de los Volkswagen Santana, Volkswagen Passat y Volkswagen Polo en la factoría de Pamplona, donde se habían producido antes los SEAT 124 "Pamplona" y anteriormente los Mini de Authi, quedándose SEAT con la de la Zona Franca y llegándose a un acuerdo ventajoso para ambas partes en lo que a utilización de sus redes comerciales se refiere. La fábrica de la Zona Franca de Barcelona era obsoleta y de baja productividad, mientras que en la de Landaben se habían instalado las tecnologías más modernas y de mejor rendimiento, lo que pudo motivar la decisión de Volkswagen cuando obtuvo la propiedad de SEAT, de hacer una autoventa de la fábrica de Pamplona, que dejaba de ser propiedad de SEAT para serlo formalmente de la sociedad matriz Volkswagen AG.

La solución final tomada por el gobierno de Felipe González, fue la inyección en la caja de SEAT de 180.000 millones de pesetas, para luego vender un primer paquete accionarial a Volkswagen por 40.000 millones de pesetas.14 Alguna fuente señala que cuando se vendió SEAT a Volkswagen, Fiat mostró su desacuerdo, haciendo ver que en esas condiciones también se habrían quedado ellos con SEAT. Posteriormente se vendió a la rama de vehículos pesados de Fiat, Iveco, la fábrica de camiones de Pegaso, que, a diferencia de su competidora de propiedad privada Barreiros (rentable), siempre trabajó con pérdidas. De la premura con la que se llegó al acuerdo con Volkswagen da idea el hecho de que los SEAT llamados "de transición"  nunca compartieron mecánica con sus primos Volkswagen asumiendo el alto gasto de desarrollo de una mecánica nueva; la gerencia de SEAT creía en la posibilidad de conservar la independencia de la marca, contratando con Porsche el desarrollo de unos motores propios, en cuyo proceso llegaron a la conclusión de que el elemento que fijaba el coste mínimo era mantener la distancia entre cilindros, para aprovechar la maquinaria de mecanización existente, en lugar de utilizar o adaptar motores de origen VAG pues el acuerdo con Volkswagen fue posterior al inicio del desarrollo de estos. Estos motores eran de buen rendimiento, y se veían avalados por Porsche, su diseñador, al autorizar el uso en los mismos de la expresión "System Porsche" (que no se permitió a la rusa Lada cuyos motores eran también de diseño Porsche). El motor del Ibiza 1200, con la gasolina sin plomo alemana picaba bielas-detonación-. Precisamente estos vehículos a pesar de su origen Fiat supusieron el principio de las exportaciones de SEAT bajo el Grupo Volkswagen, puesto que sus cambios eran "significativos". Ya bajo control alemán, SEAT entró en beneficios en 1988, sin embargo para cuando en 1993 se inaugura la gran y ultramoderna planta de Martorell, la crisis vuelve a afectar a la empresa, y la nueva fábrica había quedado grande. Aunque unos años más adelante comenzaría su expansión hacia mercados donde no operaba, así como el refuerzo en aquellos donde sí operaba ya bajo control de VolksWagen, hasta la fecha SEAT es una propuesta fresca en cuanto a vehículos de Motor se refiere, puesto que muchos de ellos han alcanzado una deportividad única con sus modelos Cupra y Fr. También tienen una destacada participación en automovilismo, donde han podido cosechar una buena parte de victorias así como algunos campeonatos puesto que SEAT compite en la WTCC. Seat Sport es la división de competición deportiva de la marca Seat.

Recambios Seat 600

Modelos clásicos de Seat

Últimos artículos relacionados

AutoClásico · Sábado, 11 de Agosto de 2012

Seat 600 L Especial

600L Especial¿Qué es actualmente el 600? El coche-mito de la motorización española ha recorrido un largo camino desde aquellos años finales de la década de los 60, cuando hacía falta esperar meses y meses para conseguir la ansiada unidad, que colmaba los anhelos de autonomía de toda la familia. El 600 sigue vigente; ciertamente, con menos intensidad que antes. La década de los 60 fue su momento de gloria; la de los 70 la de su entierro, evidentemente. Pero todavía tiene por delante suficiente mercado, hasta el punto de justificar la aparición de una nueva versión, cuando el 600-E nos parecía ya definitivo. Y es precisamente este nuevo 600-L Especial el que hemos sometido a nuestro banco de pruebas; era interesante comprobar, ya en 1973, cuál es el efecto que causa la utilización cotidiana de un 600.

0 Comentarios
Leer másPruebas
Jose Antonio Paizal · Sábado, 11 de Agosto de 2012

Todo un Seat, un 2000 D.

Seat 2000DEl turismo propulsado por motor Diesel sigue siendo una incógnita para el usuario normal de un automóvil, y decimos que sigue siendo porque motivos hay más que suficientes para conocerlo, siquiera sea de forma superficial ( o sea, poco más o menos como se conoce por parte de la gran masa de automovilistas el motor de gasolina). Estos motivos son muy numerosos : unas cuantas decenas de millares de coches propulsados por motores de dicho ciclo que ruedan por las calles y carreteras españolas.

0 Comentarios
Leer másPruebas

Anuncios relacionados

Imagen no disponible 2650 € 22-04-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 850 N de 1971

Hola a todos! Pongo a la venta (con mucha pena) mi Seat 850N del año 71, itv recién pasada, perfectamente puesto a punto y en un estado de conservación muy bueno. Batería nueva, amortiguadores...

9000 € 11-04-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 850 Sport Spider de 1971

Vehículo conservado, sin restaurar. Muy buen estado general, completamente original y funcionando perfectamente. Color verde miura original. Mecánicamente perfecto, tanto motor como caja de cambios....

Imagen no disponible 2700 € 15-03-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 600 E de 1970

motor y chapa en buen estado, itv y papeles al día

1199 € 08-03-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 127 Fura de 1983

Seat Fura 903 en perfecto estado, solo habría que hacerle la tapicería, por lo demás esta perfecto, se acepta prueba de cualquier tipo. coche de la serie Cuentame Como Paso

3999 € 08-03-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 850 Especial de 1973

SEAT 850 especial en muy buen estado, lo acabo de restaurar para venderlo, desmontado por completo y pintado. Gomas y junquillos de lunas nuevos, muchos elementos nuevos, cromados, . . etc frenos...

Imagen no disponible 4200 € 08-03-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 850 Especial de 1973

SEAT 850 especial en muy buen estado, lo acabo de restaurar para venderlo, desmontado por completo y pintado. Gomas y junquillos de lunas nuevos, muchos elementos nuevos, cromados, . . etc frenos...

3950 € 28-02-2016 | Coches Clasicos

Se vende Seat 600 E de 1972

Recién pintado, restaurado con piezas originales, documentación, itv, seguro al día.

2900 € 18-08-2015 | Coches Clasicos

Se vende Seat 600 D de 1969

Vendo Seat 600 del "69". Motor en funcionamiento en perfecto estado, revisado totalmente. Tiene la bomba de freno nueva, las zapatas y latiguillos, deposito gasolina, bomba de agua, bomba...

5500 € 28-04-2015 | Coches Clasicos

Se vende Seat 850 Coupe de 1968

Todo en perfecto estado, y papeles en regla. Para más información por favor llamar al 639445170

3900 € 05-04-2015 | Coches Clasicos

Se vende Seat 600 D de 1966

Vehículo casi restaurado en su totalidad, chapa, sustituidos bajos, taloneras y pasos de rueda. Motor rectificado por completo, pistones y cilindros, bielas, árbol de levas, bomba de aceite, bomba de...

Logotipos

Logo Seat 1970Logo Seat 1960Logo Seat 1950Logo Seat 1999
Seguros para clasicos AxaRaceCoches clasicos EspañaClassic Cover Segurosautoretro
ROA Man Kia Velocette Moon Brough Superior Ford Alfa Romeo Chevrolet Bricklin Hillman Derbi Villof Mg Studebaker Fiat Acura Ahv Essex Excelsior Italjet Lloyd Bultaco Volvo Voisin Ams Tata Marcos Scania Vabis Mecatecno Gutbrod Gilera Dodge Cord Zundapp Laverda Comtesse AAC Harris Saab Ligier Avia CZ Drevon GM Wolseley De Dion Bouton Dino Rolls Royce Innocenti Du Pont Austin Dkw Kenworth Cofersa Allis Chalmers Renault Benz Riley Hatz Vauxhall Bolkow Asa Mobylette Cobra Mahindra Bmw Durkopp Adler Vicent Chrysler Nash Morris Mitsubishi Griffon Stutz Blackhawk Aiglon Muntz Norton Melkus Aprilia Venturi Royal Enfield Bianchi Mochet Subaru Raleigh De Vaux Motors Daimler Scania Morgan Abadal Pontiac Diamant Munch Ktm Spartan Achilles Mack Ancillotti Alvis Barreiros Sima Sunbeam Zastava Salmson CBA Husqvarna TVR Minerva Mini (BMW) Auburn Tatra Horch Indian Siata Opel MotoGAC Hispano Suiza Bizarrini Gimson Ginetta Landini Caterpillar Kissel Zil Drysdale Lanz Autobianchi Talbot Fablok Jawa ABC Audi Pasquali Trabant La Licorne Excalibur LM Sovra Cleveland Hanomag Sarolea Jeep Piper Buick Sanglas Mazda Lola Horex Yamaha Aermacchi Hansa Nsu Acme Panhard Cagiva Skoda Maybach Mercedes Benz Auto Union Achice Lagonda Milburn Jensen Lamborghini Farmall-Diesel Sava Citroen Suzuki Ebro Matchless Vespa Mercedes Orbea Lotus Hyundai Darracq Alpine Bsa Elig De Tomaso Goggomobil Volkswagen Hudson Lube Rieju Farman Austro Daimler Oldsmobile Marmon Holder Borgward AC Fordson Fuldamobil Cizeta Alcyon Dunelt Dnepr Vanden Plas Toyota Harley Davidson ADD Farmall Delahaye FMR Edsel Magnat Debon Honda Velosolex Erskine Maserati Hummel Beta AMC Kramer Crocker Hotchkiss Land Rover Terrot Lada Bentley Aston Martin Mv Agusta kawasaki Daf Solyto Matford Rover Bugatti GAC Ajs Triumph Abbott Detroit Buell Fantic Matra Puch Datsun Ariel Moto Vespa Cessna Montesa Simca Hela RMH Simonelli Dacia DeLorean Pegaso Isuzu Messerschmitt Motobécane Lexus Brush Maico Peugeot Ferrari Authi Lancia Dunstall Agrati MZ Cicostar Bucker Packard Biscuter Ossa Sunbeam Talbot Desoto Moto Morini Moto Guzzi Graham Paige Soriano Plymouth Moskvitch Daewoo Kapi Facel Vega Nissan Rene Bonnet SS Calthorpe Heinkel Rovin Austin Healey Cremsa Paton GMC Ducati Lambretta Allard Duesenberg Benelli Henderson Le Zebre Seat Cadillac Porsche Jaguar Hispano Aviacion Bimota Ardie Ruxton Zeta Yugo Ural BH Clúa Ifa Delage Abarth Piaggio Lincoln
© 2012, Autoclasico así como su imagen corporativa son marcas registradas, todos los derechos reservados